Pasadas las 11.30 horas Steve y Nicky asomaban por la calle Eduardo Naranjo montados en sus bicicletas con alforjas y rodeados de una comitiva que les había ido a recibir a la entrada de Almendralejo. Llegaban desde Mérida, su última etapa, y completaban así los 2.400 kilómetros que separan su casa en el municipio inglés de Bournemouth de la sede de la asociación de familiares y enfermos de Parkinson.

La bienvenida ha sido, sobre todo los calificativos, emocionante. Han sido recibidos entre aplausos, abrazos y música (puedes ver el vídeo en nuestra página de Facebook). Han llorado casi todos. Ellos, los usuarios, los acompañantes y todas las personas que se han acercado a vivir este momento de solidaridad y altruismo en estado puro. María Zambrano la que más. A través de ella este matrimonio británico conoció la asociación, y por su madre, enferma de Parkinson, decidieron emprender esta aventura.

Arrancaron a mediamos de febrero y casi 50 días después pueden decir que lo han conseguido. Han completado etapas de más de 90 kilómetros. María, quien ha estado en permanente contacto con ellos, asegura que la más dura fue la de Los Pirineos. Nicky contaba con un perfecto “spanglish” que cuando los kilómetros se le hacían muy cuesta arriba o tenían que sobreponerse a días duros de lluvia o viento, en su cabeza sólo tenía un pensamiento: “Ride for Afenpal”. Sólo por ellos. Esta asociación era su fuerza.

Foto de familia de Afenpal con el matrimonio británico. Foto: ©Almendralejoaldía

Han dormido sobre mesas. Han pasado frío. Han sufrido cansancio. Pero toda esta odisea ha servido para alcanzar los 4.000 euros para esta asociación, y que puedan seguir trabajando con todos los servicios y programas con los que hasta ahora cuentan.

A su paso por España los han acogido las asociaciones de Parkinson de Palencia y La Rioja. De hecho, de esta última, viajarán hasta la capital de Tierra de Barros una familia para darles una sorpresa. El matrimonio estará por la ciudad hasta el día 16. Serán unos invitados muy especiales para esta asociación que, además, la próxima semana celebran una semana con talleres y charlas. El día 13 celebrarán una gala solidaria en el teatro Carolina Coronado.

Ahora toca descansar, contar anécdotas y como les invitaban esta mañana para reponer fuerzas, tomar algunos churros y degustar la comida tradicionales de Extremadura.