Sede de Socamex, empresa concesionaria del servicio de alcantarillado

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, TSJEX, ha declarado nula la subida de la tasa del servicio de alcantarillado llevada a cabo por el Ayuntamiento y aprobada en el pleno de septiembre de 2016. La sentencia da la razón al grupo municipal socialista, que presentó la demanda, y condena al Consistorio y a la empresa concesionaria del servicio, Socamex, al pago de costas y a presentar un estudio de costes detallado que justifique el aumento de dicha tasa.

La subida de esta cuantía fue aprobada por el pleno en septiembre del año 2016, junto  a otras ordenanzas que regulan el suministro de agua potable, la extracción de acometidas y la depuración de aguas residuales. Excepto por esta última que los ciudadanos llevan pagando durante un año un 23,35 por ciento más de lo que venían abonando, por el resto se tarifica alrededor de un 5,20 por ciento más. Un aumento que el TSJEx ha declarado nulo y que el Consistorio, si no presenta recurso, está obligado a devolver a los ciudadanos lo que se ha estado cobrando de más, según la Sala, en este último periodo.

La sentencia no es favorable para el equipo de gobierno porque para justificar el aumento se basaron en las cuentas de explotación de Socamex en global. El Tribunal les solicita que lo deben hacer año a año y servicio por servicio. El alcalde José García Lobato ha explicado la dificultad de realizar esto, porque hay servicios comunes. Sin embargo la Sala se refiere a esto alegando que no es “excusa” puesto que se puede “establecer una imputación proporcional” de los mismos. Además la sentencia dice, refiriéndose a las cuentas de explotación, que “si ha habido pérdidas o ganancias” forma parte del “riesgo y ventura” de la empresa.

La sentencia, facilitada por el PSOE a los medios, estima que “independientemente de que la empresa (refiriéndose a Socamex) gestione tres de esos servicios mediante una concesión única” entiende que cada uno de los servicios debe tener “su propia memoria económico financiera (…) en las que se determinaría, de manera individualizada, el coste real de cada servicio”.

Devoluciones

Tanto el equipo de gobierno como la oposición dan por hecho que las tres sentencias que restan sobre las otras ordenanzas, sujeto de las subidas, se redactarán de la misma forma. Por lo que el Consistorio deberá reingresar a los ciudadanos un montante económico elevado. García Lobato contempla esta posibilidad y añade que se estudiaría si se realiza como reingreso o como devoluciones en factura.

El PSOE calcula que la devolución a los almendralejenses de lo que se les ha estado cobrando de más, sólo por este servicio de alcantarillado, puede llegar al millón de euros. Y piden que las costas que están condenados a pagar no salga de las arcas municipales. En cuanto a números, el grupo socialista calcula que los ciudadanos pagan un 10 por ciento más de lo que le cuesta a la empresa los servicios.

Sobre las actuaciones políticas, el alcalde de la ciudad dio a conocer la sentencia el pasado jueves por la tarde, convocando a los medios de forma precipitada. Su comparecencia la centró en explicar que el TSJEx no consideraba necesario que el equipo de gobierno y Socamex tuvieran que realizar un informe económico financiero para proceder a la subida de las tasas, sino sólo un estudio de costes pormenorizado. Sobre este asunto, aludió que fueron los técnicos municipales los encargados de realizar el trabajo. “Yo no he firmado nada”, dijo. También dio a entender que llevar a cabo las subidas por separado de cada ordenanza, alguna de ellas puede conllevar un aumento más alto del establecido actualmente. Pero que aún así, acatan la sentencia y se estudia por parte de los servicios jurídicos si presentarán o no un recurso.

Por su parte, el PSOE aseguró que no quería dar a conocer el resultado de su demanda hasta que no estuvieran resueltas las demás relacionadas con el mismo tema. Considera que Lobato se adelantó y contó públicamente el resultado de la misma porque “vive obsesionado con el Facebook”. Se refería a una publicación de la concejala Piedad Álvarez, días antes, en la que escribía que pronto darían a conocer una buena noticia para los almendralejenses.

Culpó a todos los concejales populares de esta subida y tachó a Lobato de “tener poca vergüenza para echarle la culpa a los funcionarios” de la elaboración del estudio. Referente a esto, Álvarez señaló que de la misma forma que se apartó al técnico de alumbrado público de sus funciones, se ha actuado igual con el encargado de seguimiento de la empresa Socamex. “Nadie ha fiscalizado las cuentas, ni cuánto les costaba el servicio a Socamex”, expuso Piedad rodeada de su grupo en la sede socialista.