Concentración de Vox y PP por la unidad de España. Foto: ©Almendralejoaldía

Las doce de la mañana es la hora de misa, del campo o de, hoy, jugar el Real Madrid. “Mala hora”, según la persona encargada de leer el manifiesto, Loli Izquierdo, quien además ha  reconocido que “somos pocos pero bien avenidos”. Un centenar de personas han respondido a la llamada de concentración de los grupos locales de Vox y Partido Popular. Convocantes de hoy por un motivo: “la unidad de España”.

El lema de “elecciones ya” se cayó de sus peticiones al convocarlas el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para el próximo 28 de abril. Por este motivo Ciudadanos Almendralejo no ha apoyado esta convocatoria. Y por la unidad nacional ya acudieron a la del pasado domingo en la plaza de Colón de Madrid, según han explicado desde la agrupación local.

Así las cosas, PP y Vox decidieron seguir adelante con esta manifestación pública en la que querían “mostrar respeto a quienes han hecho posible la democracia”. Han dejado claro que no portaban banderas de ningún color político, sólo de España que repartían conforme accedías al parque de Espronceda.

También daban la bienvenida dos altavoces con música con canciones muy españolas, desde Manolo Escobar a José Manuel Soto. Soy español, heredero de Sancho y Quijote/mis costumbres que no me las toquen, que no me las toquen/ son cositas que llevo muy dentro de mí/De mi corazón. Era el estribillo de una de las letras del sevillano.

No han faltado a la cita los principales dirigentes, el presidente del PP y alcalde de Almendralejo, José García Lobato, acompañado por todo su equipo; y el coordinador de Vox, Tomás Bravo, junto con otros miembros del partido de Abascal como el ex coordinador, Manolo Páez.

En el manifiesto muchas referencias al tema catalán, al “juicio del procés”, a los intentos separatistas, a la famosa figura del relator y a las supuestas negociaciones de Sánchez con el gobierno de Torra. Para vigilar que todo estuviera en orden, una pareja de la Policía Local y tres agentes de la Nacional. Todo se ha desarrollado con absoluta normalidad.

Una fotografía aérea, en la que se veía cómo los asistentes apenas ocupaban menos de la mitad del céntrico parque, ha corrido por las redes sociales. Y se ha comparado con los asistentes a la manifestación el pasado 26 de julio en contra del proyecto del centro socio cultural de la antigua plaza del mercado, a la que asistieron cerca de un millar de personas.

La concentración ha terminado, como no podía ser de otra forma, con el himno de España y las banderas hondeando al viento.