Inicio Actualidad Un nuevo salón de juego se instala a 200 metros del colegio...

Un nuevo salón de juego se instala a 200 metros del colegio San Francisco

El salón de juego se ubica en la calle Santiago esquina con la carretera Santa Ana. Foto: ©Almendralejoaldía

Kirolbet o Slot Place. Es el nombre del nuevo salón de juego que se ha instalado en la ciudad. Concretamente en la esquina de la calle Santiago con la carretera Santa Ana, y a 200 metros del colegio San Francisco. Una distancia que no se adecua a la estipulada en el decreto-ley de de medidas urgentes para el fomento del juego responsable, aprobado el 7 de febrero de este año, y que establecía que estos espacios deberían ubicarse a más de 300 metros de un centro educativo.

Esta mañana varios trabajadores se afanaban en colocar los carteles  sobre los diferentes eventos deportivos en los que se pueden participan, y tapar así las ventanas que antes pertenecían a un restaurante.

Una nueva sala de juego y apuestas deportivas que se suma a las cinco que ya hay en Almendralejo, todas ellas en la zona de la avenida de la Paz y adyacentes. La última, en la calle Cometa, abrió sus puertas a principios de este 2019. La Policía Local ha realizado inspecciones en estas casas de apuestas ante la preocupación de los padres y los centros educativos.

Julia Diosdado es trabajadora social en la asociación extremeña de jugadores de azar en rehabilitación (AEXJER), y recuerda que la adicción al juego “nos afecta a nivel social, y no sólo es problema de la persona que lo padece”. Pide que no se normalice esta conducta del juego de azar o apuestas, a pesar de ser accesible a cualquier persona.

En el decreto también se dispone que las salas de juego deben estar adaptadas para impedir el acceso de las personas que tienen prohibida su entrada, como los menores de edad, las personas que figuren en el Registro de Limitaciones de Acceso de Extremadura o «cualquier persona que presente síntomas de embriaguez, intoxicación por drogas o enajenación mental».

Diosdado advierte de que el número de personas adictas a los juegos de azar ha aumentado en los últimos años, una práctica que se extiende cada vez más entre los jóvenes. “Mientras más fácil es el acceso, más fácil es la caída”. La trabajadora social apunta que se relaciona el deporte de élite y a los famosos con juegos de azar. Incluso son los propios futbolistas o equipos de fútbol los que promocionan estos lugares ejerciendo su poder de influencia entre la población más vulnerable.