El 25 de junio arranca el espacio educativo saludable que atiende a 40 niños en riesgo de exclusión social, y que gestiona Cruz Roja

No se trata sólo de poder atender sus necesidades alimenticias dos veces al día, o de estar entretenido. Se trata de no sentirse excluido, de tener las mismas posibilidades que otros compañeros de colegio, de otros amigos del barrio. De seguir aprendiendo. Jugando. Y hacerlo en un espacio educativo saludable. El 25 de junio vuelve este programa que atiende en Almendralejo a 40 niños de entre 5 y 14 años en riesgo de exclusión social.

Una iniciativa que parte de la Consejería de Políticas Sociales de la Junta de Extremadura y que gestiona Cruz Roja Española, como viene ocurriendo desde el año 2013 en que se puso por primera vez en marcha este servicio. En total en la región atenderán este verano a 980 chavales. Los cuatro monitores de ocio, trabajadores especializados y trabajadores sociales que pasarán todas las vacaciones con los chicos desde las 9 hasta las 15 horas ya están contratados.

La presidenta de Cruz Roja Almendralejo, Ángela Sánchez, cuenta a Almendralejo al día que los Espacios Educativos Saludables dan la posibilidad a los que menos recursos tienen de poder asistir a un campamento como cualquier otro que tiene lugar en la ciudad.

Ángela Sánchez, presidenta de Cruz Roja en Almendralejo

Hacen talleres, juegos, visitas, excursiones, van a la piscina… Se desarrolla en el Palacio del Vino, y el desayuno y el almuerzo lo hacen en el bar El Peque, que está justo al lado. Ellos se encargan de elaborar su menú. “Comen muy bien y se tiene un trato especial para los niños musulmanes que no comen cerdo”, explica Ángela.

EL consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, indicó que el programa cuenta con un presupuesto de un millón de euros.

Los jóvenes que participan en este campamento de verano son derivados de los servicios sociales o bien pertenecen al programa de alimentos de Cruz Roja. La presidenta nos cuenta que hay lista de espera tras recoger ya todas las solicitudes, pero que, a veces, a mitad del periodo alguno se marcha (generalmente inmigrantes que visitan su país) y pueden dar paso al siguiente de la lista, aunque sea por unos días.

Participan chicos de entre 5 y 14 años

El Ayuntamiento de Almendralejo cede las instalaciones del Palacio del Vino y la Aceituna hasta el final del mismo, el 31 de agosto, y el acceso, dos días a la semana, a la piscina de verano para estos chicos también es gratuito. Así cumple con una de las peticiones de la Junta: que el desarrollo del programa sea fuera, preferiblemente, de centros escolares para que puedan tener una sensación de “discontinuidad” en relación con el período lectivo del curso escolar.

Índice de pobreza
El consejero enmarca este programa en las políticas que lleva a cabo la Junta de Extremadura para atender “necesidades básicas de la población”, entre cuyas medidas menciona la convocatoria de ayudas para mínimos vitales y la Renta Básica de Inserción.

Todo ello, señala, en una Comunidad Autónoma que aún registra un dato elevado en cuanto a índice de pobreza. Concretamente, y según la última encuesta sobre condiciones de vida, la tasa de pobreza ajustada de Extremadura era de un 35,8 por ciento en 2016, por encima de la media nacional, si bien esa cifra ha descendido respecto a la de 2014 (del 39,8 por ciento).

Asimismo, el consejero insiste en que no se deben valorar los Espacios Educativos Saludables como un servicio de comedor escolar para los meses de verano, sino que se trata de un programa de atención socioeducativa y de ocio y tiempo libre en el que además se ofrece el desayuno y el almuerzo.

Por otra parte, el presidente de Cruz Roja Española en Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, destaca la importancia de los Espacios Educativos Saludables como elemento de socialización de niños con independencia de la situación económica de sus familias.