Inicio Blog Vacaciones de verano

Vacaciones de verano

Muchos son los compañeros maestros que llegado este momento se plantearon… en verano, ¿deberes sí, o deberes no?

Dependiendo de la corriente metodológica con la que cada uno se sintiera identificado, a buen seguro, habrá indicado a las familias de sus alumnos disfrutar del olor de las nubes, dibujar el color del cielo al alba, realizar cinco divisiones por tres cifras diarias, experimentar sobre la evaporación del agua, dos páginas de caligrafía en minúscula, (del cuadernillo Rubio nº 8, porque son los que valen), … u otras tantas cosas por el estilo. “Cada maestrillo…”

No perdamos el norte. Nunca.

El verano existe para divertirse, para aprender a aburrirse, para hacer lo que durante el curso no se puede y sobre todo para estar con familia y amigos. Que no nos cuenten cuentos.

Dependiendo de la edad y del nivel de estudios a veces hay que compaginar el tiempo con algún que otro repaso, (más o menos exhaustivo), pero, aún así, ¡busquemos y encontrémoslo! Lo habrá siempre y para casi todo.

Intentemos, cada uno desde el papel que nos toque, hacer de este verano 2018, nuestro verano: permitiendo y compartiendo lo que el otoño nos va a quitar.

No podía ser de otra forma. Soy maestro. Permitidme solamente esta recomendación. Estemos tan cerca que no tengamos que usar el móvil para comunicarnos y riámonos tanto juntos, que no tengamos que enseñarnos las gracietas del “guasa”.

Buen verano.
Seguiremos posteando.