Inicio Actualidad Viti ya da nombre al pabellón Extremadura

Viti ya da nombre al pabellón Extremadura

Familiares de Viti en el pabellón que lleva ya su nombre. Foto: ©Almendralejoaldía

Hace un mes justo que el pleno del Ayuntamiento de Almendralejo aprobó por unanimidad que el pabellón de Extremadura del polideportivo municipal pasara a renombrarse como Viti García Rubiales, en honor a la profesora fallecida el pasado mes de enero. El viernes se hizo efectiva esta decisión y entre aplausos de amigos, compañeros y familiares, se inauguró.

El pabellón cuenta ahora con un gran cartel con el nombre de Viti hacia donde se dirigían el pasado viernes todas las miradas al entrar en el poli. El alcalde en funciones, José García Lobato, junto al marido e hija de Viti, Eloy y María Soriano, descorrieron la cortinilla que cubría una placa en su memoria.

Fue un acto sencillo y emotivo, sobre todo cuando su marido, Eloy Soriano, la recordaba y destacaba lo que ella se encargó de dejar muy claro a quien la conocía: que sus pasiones eran su familia, el deporte y la educación. Por eso representantes de los colegios, institutos y del CEU Santa Ana no quisieron perderse este momento. También la escuela de balonmano de la que fue impulsora.

A la izquierda el alcalde en funciones, José García Lobato; y a la derecha el marido e hija de Viti, Eloy y María Soriano. Foto: ©Almendralejoaldía

Eloy concluyó su intervención de manera emotiva e intimista, desvelando que entre los papeles de Viti había encontrado una frase escrita por ella en la que decía: “No sé si he hecho mucho o poco, lo que sí sé es que lo hice con el corazón”. Algo que nunca nadie ponía en duda al verla trabajar y proyectar ideas que, con el tiempo, se convertían en citas indiscutibles.

Impulsora de actividades en los centros por los que pasó, luchadora, incansable educadora y aprendiz, fue sin saberlo pionera en lo que hoy se conoce como coach motivando a alumnos y a sus propios compañeros, para que nunca perdieran la ilusión por lo que hacían. Gran conversadora, su sepelio fue la mayor prueba del cariño que miles de almendralejenses le profesaban. Tal vez el gesto solemne del viernes hubiera sido para ella motivo de alegría y orgullo, pero le hubiera restado importancia al mérito que acarrea, por su carácter sencillo y poco protagonista.

No sólo su nombre figurará en lo más alto de este mítico pabellón que alberga pruebas y tradicionales campeonatos, sino que también se ha colgado en una de las ocho camisetas que se han repartido por las paredes de este lugar. Viti se suma así al reconocimiento de figuras del deporte local como Jorge Gonzálvez, Ito, Marta García o Miguel Durán, entre otros.